Nahuel Gasparutti

El Poder de la Imagen

En la era de la información, en la que lo real y lo virtual se congenian casi sin poder discernirse , se debe tener presente el tiempo que los usuarios dedican a la lectura como también el volumen de información que reciben minuto a minuto desde distintas fuentes.

Generar contenidos de calidad es un factor fundamental al momento de realizar una campaña de marketing o comunicación. Ese contenido no sólo está vinculado al texto en sí, sino también a la imagen.

Es recomendable, al diseñar una campaña, siempre pensar en el usuario y en sus comportamientos. Los usuarios son bombardeados permanentemente con publicidades y avisos de distinto tipo, ahora bien ¿cómo se logra captar su atención frente a semejante caudal de datos? Aquí es donde se debe ponderar el poder de la imagen como un recurso eficiente sea cual sea la campaña o el objetivo a comunicar.

La frase “una imagen vale más que mil palabras” en términos de redes sociales y posicionamiento web se traduce, por ejemplo, en el éxito de una publicación en Facebook, el mismo incrementa un 180% si la misma incluye una imagen; en YouTube y otras redes sociales con anclaje audiovisual, el minuto de video vale más que 1,8 millones de palabras además de aportar al SEO, proporcionar contenidos de calidad, estimular el engagement y aumentar las conversiones.

Hay redes sociales dedicadas íntegramente a la imagen como Instagram, Pinterest, Flickr, entre otras. Algunas más abocadas al diseño y otras más bien a la fotografía. Si se incluyen dentro del ecosistema de medios de una campaña, se puede lograr un valor diferencial ya que estas redes complementadas con otras, como Facebook, pueden favorecer aún más la participación de los usuarios e incluso llegar a nuevos públicos.

Para exprimir al máximo cada una de estas redes, algunas recomendaciones:
+ Cada imagen compartida, de ser posible, debe remitir al usuario nuestro sitio web, mediante un enlace o mediante una frase performativa que haga que el usuario se dirija allí.

+ Utilizar imágenes propias o adquiridas de bancos de imágenes de manera legal.

+ En la descripción, incluir detalles de lo que se publica y, sobre todo, agregar etiquetas para favorecer el SEO.

+ Lo más atractivo son las imágenes o fotografías claras y sencillas, las infografías, checklists, tutoriales, pins.

Estamos casi obligados a acercarle al usuario la experiencia de nuestro producto, servicio o marca para que puedan elegir entre todas las opciones posibles que a diario son disparadas. La imagen, en cualquiera de sus formatos, es la mejor forma de hacer tangible esa experiencia.

Así que no perdamos de vista el poder de la imagen.

Ayelén Coduri
Área Comunicación